Colores en la Luna: Pistas de su composición química

A simple vista o a través de un telescopio, la Luna se nos aparece como un mundo en blanco y negro porque somos incapaces de observar las pequeñas diferencias de color de su superficie. Un procesado de las imágenes para exacerbar las diferencias de color nos permite ver estas diferencias y aprender algo acerca de la distribución de los diferentes minerales en la superficie lunar.

Luna Llena con colores enfatizados Luna Llena con colores enfatizados

En general, cuando observamos los objetos astronómicos, a excepción de los colores de las estrellas más brillantes, los vemos en una gama de grises. En el artículo Los colores en la observación visual explicamos por qué ocurre esto.

La fotografía que encabeza este artículo ha sido sometida a un proceso para poder visualizar las casi imperceptibles diferencias de tonalidad que presenta la Luna, subiendo la saturación de la imagen.

Atendiendo a los colores que aparecen en los mares (zonas más oscuras) de la Luna, podemos apreciar:

  • zonas más azules: ricas en óxido de titanio
  • zonas amarronadas: más ricas en óxidos de hierro y con menos presencia del óxido de titanio