Tipos de fotografía astronómica

Tradicionalmente se han distinguido dos tipos principales de fotografía astronómica:

  • Planetaria: Sol, Luna y resto de planetas del Sistema Solar
  • Cielo profundo: galaxias, nebulosas cúmulos...

Cuando estaba preparando la presentación de introducción a la astrofotografía para mis compañeros de Asociación y con el fin de sistematizar y recoger las posibilidades existentes acabé expandiendo esas dos categorías principales. El orden no es casual y representa, a mi modo de ver, dificultad creciente y podría tomarse como una hoja de ruta en la evolución como astrofotógrafo. Yo siempre recomiendo empezar con la fotografía planetaria (luna, júpiter, saturno...) que permite adquirir destreza con el enfoque y familiarizarse con los instrumentos, para luego pasar a la fotografía de cielo profundo.

Paisajes astronómicos:

Fotografías en las cuales el cielo es un integrante más de la composición. Normalmente se utilizan cámaras DSLR con objetivos fotográficos y no se utilizan telescopios. A diferencia del resto de tipos, se utilizan generalmente tomas únicas.

El gusto artístico del fotógrafo a la hora de realizar la composición con elementos del paisaje singulares y unos cielos muy oscuros son la clave del éxito. Si no fuera por la necesidad de ser un poco artista, diría que es el tipo de fotografía astronómica más asequible.

No realizo habitualmente este tipo de fotografía pero, ¿quién se resiste a hacer la típica foto de trazas?:

Trazos de estrellas sobre Briongos de Cervera

Personalmente os recomiendo la visita a la página web de Rogelio Bernal que últimamente está sacando mucho partido a los paisajes nocturnos de los parques nacionales de Estados Unidos.

Estoy recopilando fotos en este tablero de Pinterest

Sol y Luna

El Sol y la Luna, por su luminosidad y facilidad de localización, se presentan como los primeros objetivos en la carrera astrofotográfica.

Realizar fotos al Sol sin los filtros adecuados, requiere un cuidado especial por la posibilidad de sufrir daños irreversibles en la vista e inutilizar el instrumental utilizado. Puedes leer Recomendaciones para la Observación Solar a través de telescopios

Se suelen utilizar telescopios y un amplio abanico de posibilidades en cuanto al detector utilizado (cámaras compactas, DSLR, cámaras de video, webcams...

Sistema Solar

Aunque no tan brillantes como el Sol y la Luna, el resto de sus compañeros del Sistema Solar destacan por su luminosidad. La fotografía de Venus, Marte, Júpiter y Saturno es muy agradecida y se pueden sacar muchos detalles que sólo se pueden observar a simple vista con grandes telescopios en condiciones excepcionales. Urano y Neptuno son más complicados y requieren diámetros generosos para sacar algo más que un disco de tonos verdosos.

El equipo habitual para realizar este tipo de fotografía es un telescopio de al menos 20 cm de apertura trabajando a focales largas y realizando videos con cámaras tipo webcam o similares.

Gran Campo

Es un tipo de fotografía a medio camino entre el paisaje astronómico y el medio campo. Encuadra una gran cantidad de cielo y las resoluciones son muy superiores a los 2" de arco por píxel.

El equipo habitual suele ser una montura para hacer guiado con un telescopio de focal corta o un objetivo fotográfico.

Cielo profundo

Es el tipo de astrofotografía más habitual entre los aficionados y podríamos decir que lo que la caracteriza es la fotografía de objetos de cielo profundo con una escala en los entornos de 2" de arco por píxel.

Es una fotografía más exigente en cuanto al movimiento de las estrellas por lo que el equipo habitual suele ser un telescopio con la cámara principal junto con un telescopio con cámara de guiado que realiza las correcciones a la montura.

Es el tipo de fotografía al que me dedico habitualmente:

Cielo profundo - Alta resolución

A mi modo de ver, la más complicada, por sus exigencias de guiado. Se centra en pequeños objetos (como las nebulosas planetarias) con un nivel de detalle fantástico. La escala de la imagen suele estar en torno a los 0.5" de arco por píxel.

Existen dos variantes a la hora de acercarse a este tipo de objetos. Por un lado el enfoque tradicional que usaría el equipo comentado en el punto anterior más algún dispositivo de óptica adaptativa y, por otro lado, el "lucky imaging" basado en los mismos principios que la fotografía planetaria pero sin la ventaje de usarlo en objetos luminosos.

Las galaxias, a excepción de las más grandes como M31 - La Galaxia de Andrómeda o M33 - La Galaxia del Triángulo suelen ser un objetivo claro de este tipo de fotografía

La tabla de Problemática y soluciones en Astrofotografía muestra las posibles soluciones para hacer frente, en cada tipo de fotografía, a los problemas que se enumeran en Dificultades de la Astrofotografía