Problemática de la Astrofotografía (II) - Condiciones ambientales

Tras comentar la Problemática de la Astrofotografía (I) - Naturaleza del objeto al intentar fotografiar objetos astronómicos, pasamos a describir someramente aquellos aspectos de nuestro entorno más inmediato que dificultan nuestra tarea. Son condiciones que mayormente tienen que ver con la atmósfera terrestre y sus condiciones.

La transparencia atmosférica

Podemos definir el grado de transparencia atmosférica como la capacidad que presenta la atmósfera para permitir ver los objetos claramente a través de ella. Cuanto mayor sea, más se podrán apreciar las señales más débiles.La transparencia viene afectada por las condiciones meteorológicas:

  • Suele ser muy buena tras el paso de frentes que arrastran incluso las nubes altas.
  • Suele ser mejor cuanto menor sea la humedad del aire

La turbulencia atmosférica:

La turbulencia de la atmósfera provoca distorsiones en las imágenes que recibimos. Un ejemplo típico al que todos estamos acostumbrados es la distorsión que se produce al mirar a través del aire caliente de una carretera a pleno sol.Obviamente, cuanto menor sea, podremos resolver mejor los detalles. Depende de las condiciones de las capas atmosféricas que haya entre el objeto y nosotros, principalmente de la existencia de diferentes estratos con diferente temperatura y/o velocidad. Generalmente será menor cuanto más hacia el zenit fotografiemos (menos espesor de atmósfera tendrán que atravesar los fotones) y cuanto más estable esté la atmósfera (anticiclón). La corriente de chorro (velocidad y localización) también suele afectar.Como veremos en esta tabla (Problemática y soluciones en Astrofotografía), la turbulencia afecta principalmente a la fotografía de alta resolución, como la planetaria. A continuación se muestra dos fotogramas individuales del planeta Júpiter, uno en una noche con poca turbulencia y otro en una noche con bastante turbulencia. Se puede observar que en una buena noche, se pueden apreciar detalles dentro de cada banda nubosa, que en una mala noche quedan totalmente desdibujados.

Diferencia en el detalle de Júpiter entre con poca o mucha turbulencia

La temperatura ambiente

La temperatura puede afectar de diferentes maneras a nuestra sesión fotográfica:

  • las temperaturas frías pueden empañar o escarchar las ópticas si hay humedad ambiente y disminuir el tiempo de utilización de las baterías
  • las temperaturas cálidas provocan mayor ruido en las cámaras que utilizamos
  • cambios de temperatura pueden provocar desenfoques más o menos preocupantes dependiendo del instrumento utilizado. Para aquellos instrumentos con una zona de enfoque óptimo (link) más estrecha puede ser un problema muy serio.

La contaminación lumínica

Cada vez es más preocupante la pérdida de los cielos oscuros, no sólo por la imposibilidad de contemplar el cielo en todo su esplendor desde una ciudad sino por el derroche energético que conlleva la mala iluminación. Luz gastada en iluminar el cielo es una pérdida de recursos y un incremento en las emisiones de gases contaminantes superflua.No hay mucho más que explicar acerca de la bondad de los cielos oscuros para realizar astrofotografía. Como muestra, una comparativa: foto tomada a unos 50 km de Madrid donde con sólo 30" el cielo aparece blanco y saturado, frente a una foto tomada en la provincia de Burgos, con el doble de exposición y sin apenas vestigios de contaminación lumínica

Comparación en luminosidad del cielo dependiendo del grado de contaminación lumínica

Sólo nos queda, para terminar esta enumeración de los principales problemas de la práctica de la fotografía astronómica, tratar la Problemática de la Astrofotografía (III) - Instrumental utilizado